lunes, marzo 27

Si no hubieran existido, habría que haberlos inventado. Nos retrotraemos a una celebración muy especial en un hotel de Belgrado, acaba de finalizar la prestigiosa Copa Korac del curso baloncestístico 2000/01. El campeón es presa de todo el jolgorio e invita a cuantos aficionados han tenido la gentileza de desplazarse con ellos a unirse a ellos en el festejo. El Unicaja de Málaga acaba de tocar el cielo con las manos al batir al Hemofarm en los dos partidos de la finalísima. Debido al aniversario del histórico club creado en 1992 de la fusión del Caja de Ronda con el Mayoral Maristas, el blog ofrece un recorrido por esta epopeya continental de los andaluces. 



El conjunto entrenado por el sabio Bozidar Maljkovic tenía todavía la espina clavada de haber perdido la anterior edición ante el Limoges francés. La calidad de ambas plantillas era pareja, aunque los galos ya sabían lo que era el éxito y el fracaso en esas instancias decisivas, por lo que supieron imponer su ritmo de juego y el factor cancha en la ida. Con todo, los malacitanos dieron la cara en su feudo y demostraron que tenían ese orgullo que caracteriza a las escuadras que saben bien a dónde van encaminados sus esfuerzos. 



Danya Abrams era el fichaje extranjero de mayor relumbrón, etiqueta que justificó siendo el máximo anotador de los verdes. No obstante, también había mucho mimo a la cantera y gente de la casa, personificada esa política en Carlos Cabezas y Berni Rodríguez. El primero era un talentoso base y el segundo un excelso defensor. Ambos además eran extremadamente jóvenes y sentían los colores hasta un punto que a la grada del Martín Carpena le resultaba muy fácil conectar con ellos.



La Plaza de la Constitución de Málaga fue el punto de encuentro de una noche eterna para una ciudad muy identificada con aquel club. Habían estado en las buenas y en las que no lo fueron tanto. Por ejemplo, perder aquella Copa del Rey en la que eran los anfitriones. El particular carácter de Boza, ambicioso, trabajador y exigente, fue la piedra angular de una escuadra verde que, de no haberse topado con un Tau Cerámica intratable, habría reinado también en las competiciones domésticas.



Con todo, como no podía ser de otra manera, la andadura en la Korac no estuvo exenta de momentos de máxima tensión. En fase de grupos comenzaron perdiendo ante la escuadra belga del Athlon Ieper, en un partido que se suponía fácil. Los pupilos de Maljkovic reaccionaron de manera imperial ganando todas las jornadas restantes. Por su lado, el Athlon llegó hasta las semifinales en aquella edición, demostrando que no había sido tan sorprendente que pudieran batir a los futuros campeones. La advertencia era clara: no fiarse de nadie.



El Dijon les golpeó en octavos de final, aunque, nuevamente, los andaluces se sobrepusieron al primer revés. No volverían a caer en todo lo que restaba de campeonato, remontando la serie y colocándose como claros candidatos al título. Un ejemplo perfecto de la garra de aquellos jugadores era Paco Vázquez, el primer ibicenco en debutar en la ACB. Se trataba de un escolta más que voluntarioso que logró ser titular en la fase decisiva de la temporada.


Otro fichaje muy notable fue el de Fréderic Weis, un gigante francés que alcanzaba los 2´18 metros de altura. Los motivos por los que la gerencia malacitana habían recurrido a sus servicios eran muy simples: cuando se enfrentaban con él y su Limoges, aquel tipo les volvía locos a todos sus interiores. Suele ser mal síntoma adquirir a alguien solamente porque haga bueno encuentro frente a ti, pero Weis funcionó desde el primer día y firmó 13 tantos, 10 rebotes, 8 tapones y 4 recuperaciones en la ida de la final de la Korac.



El usual compañero de baile del galo era Richard Petruska, el center eslovaco que, como tantos otros ilustres adquisiciones del Unicaja, terminaría prendando de la ciudad y su ambiente. Señal de lo bien que se estaban haciendo las cosas sería el hecho de que ya en 2003 los malagueños se metían por primera vez en el TOP 16 de la Euroliga y, tres años después, celebraban su primera Copa del Rey frente al Real Madrid.



Todo comenzó aquella histórica noche en Belgrado. Este año festejarán el aniversario con su presencia en la final de la Eurocup. Su rival no podría ser más complicado este próximo martes, nada menos que el Valencia, clasificado con brillantez y vigente subcampeón de Copa. En la pasada jornada, el conjunto taronja ya les mandó un serio aviso de su potencial. Ante un oponente de esa envergadura, no puede Unicaja celebrar de mejor manera su efeméride.



FOTOGRAFÍAS EXTRAÍDAS DE LOS SIGUIENTES ENLACES:



-http://www.laopiniondemalaga.es/unicaja/2016/04/18/unicaja-gano-copa-korac-vrsac/843380.html



-http://www.laopiniondemalaga.es/unicaja/2014/10/29/limoges-deuda-pendiente/718200.html



-http://www.laopiniondemalaga.es/unicaja/2016/04/18/unicaja-gano-copa-korac-vrsac/843380.html
lunes, marzo 20

La buena estrella



"¿Sabes por qué los Yankees siempre ganan, Frank?". La pregunta había sido lanzada por el imberbe y provocador Frank Abagnale Junior, quien estaba parafraseando una cuestión que su padre le había hecho hacía años. "Porque tienen a Mickey Mantle", fue la segura respuesta del sobrio y eficaz agente Carl Han Ratty. Como si compartiera el más preciado de los secretos, el jovencito miró al esforzado paladín de la ley y el orden: "No, porque todos se quedan embobados mirando las rayas de su uniforme". El pequeño diálogo está sacado de la película Atrápame si puedes (2002). Aunque sea para otra historia, su moraleja nos sirve para explicar mejor lo que ocurrió hace dos domingos en el Santiago Bernabéu, cuando, otra vez, un jugador desafió la fría lógica de los saques de esquina. 



Nos encontramos ante un curso futbolístico donde podría decirse que el córner consiste en centrar a los compañeros para que rematen y, al final, siempre aparece Sergio Ramos. El camero suele lograr una cifra muy respetable de goles para ser defensa, pero su progresión en los últimos años es fantástica. Junto con los datos, el arma más devastadora para los de Zidane es el pánico que ha logrado generar en los oponente cara a los últimos minutos. Igual que con el hábil Robert Horry en basket, los oponentes empiezan a verse una décima de segundo retrasados cuando el capitán blanco hace la señal a Kroos (mediocampista bávaro de golpeo exquisito) para que le coloque el esférico justo donde él quiere. Frank habría dicho que se quedan cegados mirando su vuelo. 



Independientemente de que caiga mejor o peor, una tendencia en quienes no son seguidores del Real Madrid es hablar de la suerte o la buena estrella. Eso sería admisible una vez. Pero tras su vuelo sin motor en Lisboa o su gol agónico para privar al Sevilla de festejar la Supercopa europea, limitarse a esas envidias sería indigno. Ramos ha creado una liturgia muy especial y de la que será muy difícil bajarle. O se obsesionan mucho con él y dejan a los demás libres, o te la termina armando. En los momentos más delicados como la larga noche napolitana, muchos merengues debieron de sentir que iba a aparecer su testa salvadora para rescatarles del infierno.


La daga



"Fue en la liga italiana donde comprendí la sensación de marcar el gol que te aseguraba los puntos. El momento decisivo". Así recordaba Diego Armando Maradona la diferencia entre un buen gol y que cerraba un partido. Viajamos unos meses atrás al Camp Nou, justo cuando los pupilos de Luis Enrique han superado una tensa primera parte para reaccionar, "curiosamente" justo con la entrada de Andrés Iniesta al césped. Neymar y Messi han perdonado senda ocasiones que no suelen errar. Apenas quedan unos instantes para el pitido final, los de Zidane van a perder el invicto. Falta innecesaria en la banda. El resto es historia conocida. 



Todavía está por ver, esperamos que no los culés, si aquel cabezazo del sevillano para batir la estirada de Ter Steguen no puede acabar suponiendo una liga. Aquel día, su vuelo vino acompañado de un buen bloqueo de Lucas Vázquez. Atendiendo a los medios, Gerard Piqué se acercó a Ramos para felicitarle de manera elegante, lo cual fue respondido con una sonrisa de satisfacción del central merengue. Parecía que sus viejas tensiones en los clásicos y hasta con la selección estaban superadas Lástima que entre ambos esos armisticios duren poco. 



No tiene nada de extraño. Los dos, aunque sean bien diferentes en personalidad, tienen mucho en común. Ganadores en sus profesión, estandartes de clubes muy grandes, casados con mujeres de excepcional belleza y éxito, cuesta poco pensar que ni a Piqué ni a Ramos les haga mucha gracia perder. Los dos llevan vidas paralelas. Cuando volvió del Manchester en 2009, pocos podían pensar que el espigado chico que había salido de la Masiá para hacerlo muy bien con el Zaragoza de Víctor Fernández iba a ser la más directa competencia de un Ramos que, palabras del Lobo Carrasco, llegó como una locomotora para convencer a la directiva del Real Madrid de que aquel joven del conjunto hispalense era justo lo que les había recetado el doctor. Hoy día, las tornas se han invertido, pese a la buena campaña del culé, los goles sobre la bocina de Ramos le elevan sobre el resto de sus rivales de posición. 


Dos tipos fajados



Diego Pablo Simeone tiene una idea que le ronda la cabeza desde la final de la Champions en Lisboa. "Quizás debí dejar a Raúl", afirmó hace poco tiempo en una entrevista. El estilete navarro es uno de los pocos jugadores en la Liga que conoce e interpreta el estilo de Ramos correctamente. Hace dos días en San Mamés pudo comprobarse. El ex del Atlético dejó varias asistencias con la cabeza que solamente en una ocasión fueron aprovechadas por los bibaínos. Por su lado, Ramos estuvo a punto de volver a marcar y su mera presencia fue clave para que la obsesión con él permitiera a Casemiro rematar a placer y cámara lenta tras otro saque de esquina. 



Raúl García es una de las pocas parejas de baile que pueden seguir el ritmo de Ramos, quien, como dijo el Mono Burgos de Chilavert, te puede terminar devorando como a tantos otros si se le deja que impoga sus reglas. Tampoco serán olvidadas sus guerras (aéreas y subterráneas) con Diego Costa. Su debe, a este respecto, si se lo compara con otros referentes del fútbol español como Carles Puyol, es su elevada facilidad para coleccionar tarjetas. Igual que su enemigo íntimo Piqué, el capitán blanco puede lucir una ganadora sonrisa conciliadora al final de esas batallas si le termina favorable, mientras que puede arder Troya si las cosas no salen bien a su equipo.   



Si hay algo de Ramos que resulta envidiable es su capacidad de levantarse. Cuesta pensarlo de un tipo que colecciona tantas victorias, pero, como suele suceder, uno de los grandes secretos, aunque él mismo lo negaría, es haber perdido mucho antes. El penalti lanzado a las nubes ante Neuer tuvo venganza el Allianz Arena con dos cabezazos que hubiera firmado Santillana. Esta campaña ha elevado al máximo su dramatismo, antojándose imprescindible en los planes de Zidane. 



No será un servidor quien salte de alegría precisamente si otro testarazo de este jugador acerca a los merengues a otro título. Sin embargo, lo que nunca se hará en este blog es hablar de suerte. Eso o que, como un gran golfista dijo, "Cuanto más entreno, más suerte tengo golpeando a la pelota". 



FOTOGRAFÍAS EXTRAÍDAS DE LOS SIGUIENTES ENLACES: 






-http://blogs.elconfidencial.com/deportes/mata-dor/2016-12-05/sergio-ramos-real-madrid-clasico-barcelona_1299384/



-http://www.zimbio.com/photos/Sergio+Ramos/Raul+Garcia/Real+Madrid+v+Atletico+de+Madrid+UEFA+Champions/MT2Qe3Q9zMF

lunes, marzo 13

Cualitativo es más que cuantitativo




De José Manuel Calderón se pueden decir muchas cosas. Es un base extremeño que logró una racha de tiros libres consecutivos anotados en la NBA que está al alcance de muy pocos. También era actor protagonista en una de las mejores versiones del Tau Cerámica que nunca se han visto. Su historial con la selección española ha sido un reflejo de compromiso y dedicación, jugando más o menos minutos. Sin embargo, nada de eso tendrá real importancia. Al final, quedarán sus mejores asistencias en youtube y estadísticas en libros que cuenten la trayectoria de un gran profesional del baloncesto. Sin embargo, en lo que realmente relevante, colegas y rivales podrán avalar su calidad humana. Eso sí es para siempre. 



Ambicioso como pocos y nada intimidado ante un reto de la altura de hacerse un hueco en un campeonato que no regala nada a nadie, nuestro protagonista ha vivido muchos vaivenes. Gloria de llegar con los Raptors a los Playoffs, también dolorosas campañas de derrotas en franquicias históricas como Knicks o Lakers. No obstante, al final del día, podrá dar vista atrás y jactarse de que ha dado pases a dos ala-pívots europeos que están fuera de todo concurso: Pau Gasol y Dirk Nowitzki. 



Los duendes del mercado le jugaron una mala pasada a un trota-mundos del basket que lleva la honestidad por bandera. La terrible lesión de Kevin Durant obligó a los Golden State Warriors a desdecirse y cortar el fichaje del base, pues era prioritario tener a Matt Barnes para cubrir la baja. Calderón perdonó 400.000 dólares por dejar los Lakers. Matemáticas aplicadas, una pérdida, decisión errónea. Con su comportamiento irreprochable ante el revés, se ha ganado el respeto de uno de los equipos más vistosos de la Liga y de Steve Kerr, quien afirmó haber tenido una larga y rica conversación con un ser humano estupendo.  


La isla del tesoro



Tenerife contuvo el aliento durante un instante. Sin duda, se trata de una isla acostumbrada a sobreponerse a grandes adversarios, buena prueba de ello podría dar el legendario almirante Nelson. Una gran plantilla y una grada entregada no cayeron en la trampa. No era importante recibir al Madrid de Laso, uno de los equipos más vistosos de la década en Europa. Cualquier foco que no fuera para el Iberostar habría sido hacerse de menos. En tiempos del bipolio, Txus Vidorreta y su staff técnico están rozando el ideal de una película Disney. No podían deslumbrarse ante Rudy y cía, el foco era para ellos, los líderes de la Liga Endesa. 



Aaaron Doomekamp pareció levitar en algunos compases, la sorpresa canadiense que para el Santiago Martín de la Laguna ha dejado de serlo. Abromaitis y Grigonis se encargaron de mantener la intensidad en defensa, demostrando que esto ya no era flor de un día, que nuestras dudas acerca de que pudieran llegar a esta altura de clase como los primeros eran vacías y sin fundamento. Con esfuerzo todo puede lograrse y eso sobra a una escuadra que, además, tiene talento. 



Batir a los vigentes campeones no fue la mejor noticia del año para los vencedores. Eso es lo grande de este aspirante. Porque una liga es regularidad, triunfos sufridos como el que lograron en el Bilbao Arena, o con claridad ante el joven Estudiantes en una jornada clave para recuperar el liderato. Muchos poderosos van a alzarse tras esta osada escalada, pero los amarillos sienten la maravillosa sensación de que va a depender de ellos ser capaz de conservar esa posición que tienen, la que obliga al resto a esperar a ver su resultado.


Robin Hood



Y toda una ciudad se rindió. Se trataba de un elegante tiro en suspensión que ponía a los Mavs en la senda de la victoria ante los Lakers. Pero esa victoria de regular season será olvidada con el paso de los años. No obstante, el anotador, Dirk Nowitzki, será eterno. El dorsal 41 hizo alucinar a la parroquia texana una vez más, mientras el resto del mundo le seguía en los aplausos. 30.000 puntos en la NBA, una cifra marciana en un campeonato agotador y exigente como pocos.



El genial alemán es una especie en extinción. La del jugador que solamente milita en una franquicia durante toda su carrera deportiva. Mark Cuban chillaba emocionado, hacía mucho desde que confió buena parte del devenir de su capricho deportivo en las manos de un espigado chico rubio que tiraba de tres como los ángeles pese a tener altura de pívot. El excéntrico millonario nunca tomó una decisión mejor. 



Abdul Jabbar, Karl Malone, Wilt Chamberlain y Michael Jordan. A ese selecto club de señores del basket debe unirse un nuevo cubierto, a nadie le extraña que Dirk se siente en esa mesa. Para la generación que ha tenido el privilegio de disfrutarlo, el bávaro es uno de esos prodigios que nos hace felices cada vez que salta a la cancha. Lo único que no podremos perdonarle es cuando decida colgar las botas. Ese fatídico día, perderemos un clinic de jugar a este maravilloso juego, pero la ciudad de Dallas ganará una leyenda. La del único e irrepetible dorsal 41. 



FOTOGRAFÍAS EXTRAÍDAS DE LOS SIGUIENTES ENLACES:



-http://www.blogdebasket.com/2015/01/17/7-jose-manuel-calderon



-http://www.eldia.es/blogs/basketmania/?p=97917



-http://www.prensa.com/deportes/Nowitzki-puntos-Mavericks-vencen-Lakers_0_4706529309.html