lunes, agosto 10
Martes, 12 de mayo de 2009

CHUCK DALY, UN GIGANTE

CHUCK DALY, UN GIGANTETroy, a ochenta kilometros de Detroit, hotel de concentración de la plana mayor de la NBA, final de 1990, Pistons_Blazers. Una ciudad sin aceras, calles/autopistas, uno de los niveles de vida mas altos de EEUU, un centro comercial, el Somerset Collection, del mas alto nivel mundial. Quedan dos temporadas para los jjoo de Barcelona y se estan dando los primeros pasos para coordinary organizar el primer equipo olimpico de baloncesto no universitario de la historia. Brian McIntyre, al frente de todo el conglomerado prensa/relaciones publicas/relaciones internacionales de la NBA, me invita a comer en uno de los restaurantes del Somersert Collection para hablarme de las peculiaridades de los partidos y retransmisiones de esa final del 90. Es la tercera seguida en Detroit y como ya se ha inaugurado Auburn Hills el 89 con la final contra los Lakers,victoria 4_0 Pistons, todos nos movemos ya con bastante tranquilidad y conocimiento por aquellos lugares. McIntyre llega con uno de aquellos primeros telefonos moviles. Lo lleva en una mano y es enorme, me hace un gesto y me dice que pesa unos 750 gramos, tres cuartos de kilo. Es Motorola y me quedo mirandolo largo rato. Pregunta si he comprado mucho. Le muestro unas novelas de ciencia ficcion y una camiseta y calzon de los Charlotte Hornets que todavía conservo hoy dia Pedimos y me dice que en realidad quiere hablar conmigo de los jjoo de Barcelona. Le cuento lo que se, como componente del equipo de TVE que esta coordinando modelos de redaccion y retransmisión con la NBC y la Television Olimpica. Me pregunta cosas muy muy especializadas y le digo que parece que el equipo de baloncesto lo van a llevar ellos por las cosas que me esta preguntando. Ante mi mas absoluta sorpresa me dice que el equipo lo van a hacer ellos, pero que de momento hay problemas. Que quiere saber cosas de Barcelona y el nuevo pabellón olimpico aprovechando que yo estoy alli, pero que naturalmente ya tienen organizada una expedición para verlo todo, porque los Knicks juegan el Open MacDonalds en el Sant Jordi en Octubre. Del entrenadorque va a llevar aquello… Que es pronto. Que primero el equipo.Unos meses mas tarde me entero de cómo estan las cosas. Los jugadores no quieren ir. Quieren descansar. Ha habido un grupo de seis que ya han dicho que no… Pero entonces viene la gran maniobra. Una maniobra genial parida por David Stern, mezclando intereses de marcas deportivas, marketing NBA, intereses de jugadores. Stern sabe que solo si consigue que se monte Michael Jordan en el globo, saldra bien el asunto, asi que reune a David Falk, agente de Jordan, Philip Knight, presidente ejecutivo de Nike, miembros ejecutivos del Comité Olimpico Americano, USOC, junto cos tres ejecutivos de la NBA. Tras la reunion, Falk habla con Jordan. Jordan ve la operación de marketing perfectamente, pero subraya dos problemas, uno personal y otro institucional. El personal, no quiere ver a Isiah Thomas en el equipo. El institucional, el equipo olimpico estadounidense tiene contrato con Reebok y ellos trabajan con Nike. Falk le dice que eso ya esta hablado con Philip Knight y que solo la rueda de prensa que van a dar compensara cualquier cosa posterior.Cuando Michael Jordan anuncia que va a jugar en el equipo nacional de EEUU que previamente tiene que jugar el torneo preolimpico y luego el torneo olimpico Barcelona 92, se arma la mundial mediaticamente hablando, La repercusion es tremenda, pero no solo es una cuestion mediatica. Todas las marcas deportivas descubren repentinamente que lo grave para sus atletas no es estar dentro, sino quedarse fuera. Repentinamente todos se olvidan del cansancio, del descanso… Todos los jugadores de la NBA quieren estar en ese equipo como sea. Es un simbolo de estatus. Quedarse fuera es equivalente a no ser de los mejores del mundo.La estrategia de marketing, gigantescamente genial, discurrio por tres rios en paralelo, NBA/COI, NBA/sponsors y proveedores, NBA/USOC/jugadores/agentes jugadores, que merecen un estudio a fondo pero que se escapa a la finalidad de este homenaje a Chuck Daly.Durante semanas todos los jugadores importantes de la NBA se declaran dispuesto a jugar en Barcelona. Se puede elegir por tanto a una autentica selección, lo mejor de lo mejor… Pero inmediatamente surge un problema, quien se va a poner al frente de aquella colección de egos?La NBA lo tiene claro. Hay un entrenador que ha sido capaz de juntar sin que salten chispas a personalidades tan distintas como Mark Aguirre, James “Buda” Edwards, Isiah Thomas, Billy Laimbeer, Ricky Mahorn, Vinnie Johnson, Dennis Rodman, John Salley… El unico que tiene inteligencia, buen carácter y es una buenisima persona, ademas de excelente jugador, es Joe Dumars. El entrenador es Chuck.Cuando le ofrecen el puesto de entrenador del equipo olimpico tiene que lidiar con un problema de bigote, cual es la no inclusión de Thomas. Asunto delicadisimo porque no en balde Thomas es jugador suyo, el buque insignia de su proyecto. Todo el mundo recuerda cuando en el 91 los Pistons pierden en casa la final de conferencia con los Bulls y unos minutos antes de acabar Daly va sacando de la cancha a todos los titulares y uno a uno les va besando como muestra de respeto y gratitud que marca el fin de una epoca. Una despedida emocionante como no he vuelto a ver en mi vida marcando el fin de un equipo, un ciclo, una manera de entender el baloncesto, nosotros contra el mundo. Los terminators, los rapidos, los comedores de orejas arbitrales, los jugadores de estilo sublime y alma abyecta, los jugadores excepcionales y mas excepcionales seres humanos, los showman, los de suspensión inmaculada, los rebotadores a los que no les cabia una guia de telefono entre el suelo y los pies, pero se llevaban todos los rechaces, los que portaban un arma a los entrenamientos, los de cara de angel e insulto terrible en los labios para desestabilizar al contrario… Y a todos esos y a otros cuantos caracteres, con jugadores que tenian una, dos y hasta tres personalidades distintas… Bueno pues a todos esos les puso en fila de a uno Chuck.Daly habia demostrado anteriormente una capacidad extra a la hora de cambiar a Adrian Dantley por Mark Aguirre. Dantley, con solo 1.96 de estatura, habia hecho una gran temporada 88/89 y como 3 era muy especial, porque a pesar de su escasa estatura para el puesto, jugaba de espaldas muy bien, la ponia en el suelo magníficamente, tenia un tiro muy bueno… Pero no era bastante. Isiah Thomas habla con Daly y le dice que su amigo Mark Aguirre se vendria a los Pistons para ser campeon. Aguirre es el jugador franquicia de los Dallas Mavericks, hace todo lo que hace Dantley, mejor. Daly esta de acuerdo, pero atención que no va a ser facil. Dantley proviene de la Universidad de Notre Dame, la misma que Billy Laimbeer, que ya ha tenido que ver como su amigo Kelly Tripucka, tambien de Notre Dame, ha sido traspasado a los Jazz a cambio precisamente de Dantley. Tripucka y Laimbeer vivieron en Notre Dame momentos inolvidables, como por ejemplo aquel partido que Notre Dame con ellos dos jugo en Belgrado contra la Yugoslavia de Slavnic, Kikanovic, Dalipagic, etc.,y Notre Dame gano 80_81. Vamos, que estaba la calidad universitaria igual que ahora…Laimbeer vio como se iba Tripucka y se hizo amigo de Dantley entre otras cosas porque tambien era de Notre Dame. Y ahora, otro fuera. Y a cambio de Aguirre. Billy Laimbeer proviene de la clase dirigente estadounidense. Su padre es un alto ejecutivo de una importante empresa y Billy es muy inteligente, mucha mala leche y un vago redomado a la hora de entrenar. Todos piensan que si quiere puede ser un ejecutivo de primer nivel en cualquier equipo NBA. Su casa, su mujer, sus hijos, son lo mas importanteen su vida.Si se pone a la tarea, puede crear problemas muy gordos en el vestuario. Chuck Daly lo arregla. Habla con Thomas, con Dantley, con Laimbeer, con Aguirre y lo resuelve. Con Aguirre tienen la pieza que les falta y son campeones dos temporadas seguidas. Y ahora, tiene que hablar con Thomas para decirle que no arme ruido cuando no sea aceptado como miembro del equipo olimpico que por otro golpe de genialidad absoluta, pasa a denominarse DREAM TEAM. La imagen que proyectan ambas palabras es tan abrumadoramente redonda, perfecta, que desde entonces se aplica constantemente a equipos superlativos de cualquier deporte, como por ejemplo el Futbol Club Barcelona de Cruyff.Isiah Thomas ha cometido un error inicial al rechazar públicamente jugar en el equipo olimpico antes del desembarco del plan a traves de Jordan y Chuck se lo dice. Apela a su orgullo. No puede decir ahora que si quiere, porque todos pensaran que es para aprovecharse de la situación. Thomas acepta a regañadientes. Chuck comienza a hablar con los dirigentes de la NBA y les hace ver que meter a todos esos egos en la misma habitación es como mezclar el hambre con las ganas de comer. David Stern le dice que son conscientes, que hay un tema que les ha hecho reflexionar profundamente. Los seguros. Por primera vez en la historia del baloncesto olimpico, los jugadores, industrias ambulantes unipersonales, (cuantas primeras cosas pasaron alrededor de aquel primer Dream Team. Alguien deberia escribir un libro sobre todo el cambio de modelo de negocio, etc. que aquel equipo y su entorno represento para la industria deportiva) necesitan asegurarse como cualquier empresa. Hay que hacer seguros de Barkley, Ewing, Jordan, Magic,Bird,Pippen,Karl Malone… Solo escribiendo los nombres se me desprenden las unias de los dedos que teclean.. Pero volviendo, todo surge cuando en una asamblea de clubs NBA, los propietarios de los equipos le hacen ver a David Stern que una posible lesion de un jugador/empresa puede suponer la perdida de millones de dolares de inversion, asi que seguros para todos… Me contaron que cuando los servicios juridicos le pasaron el monto total de la operación a David Stern, este suspiro resignadamente. Solo unos instantes, porque por otro lado el analisis de beneficios era espectacular.Daly tuvo muchas patatas calientes entre las manos a la hora de apacentar a aquel grupo de jugadores fuera de serie, pero ninguna mas caliente que la del caso Magic Johnson./Magic habia declarado públicamente su condicion de positivo V.I.H. y no se le permitia jugar en la NBA, pero sin embargo si se le permitio jugar el torneo olimpico. Dentro del vestuario habia dudas y miedos logicos y en un asunto de tan extremada delicadeza, Chuck Daly no solo convencio a todos de la pertinencia de la incorporación de Magic, sino que a su vez convirtió al ex jugador de los Lakers en uno de los lideres del grupo, con un trabajo por la cohesión del equipo tan imporante que luego Daly se lo agradecio enormemente.Como punto final del trabajo de Daly, recordaros que los jugadores vinieron a Barcelona con sus familias, a ocupar un hotel de cinco estrellas que se inauguro en aquellas fechas para uso exclusivo de la expedición NBA. Daly no solo tenia que llevar al equipo, sino que tambien llevarse bien con las familias.Desde el punto de vista del manejo del vestuario, Daly supo enseguida quienes eran los lideres y son famosos sus partidos de golf con Jordan siempre que habia algo que tratar. Los entrenamientos eran dirigidos con mano habil, utilizando el pique controlado entre ellos para motivarles. Ya os he contado aquí la historia que David Halberstam desarrolla en su libro “Playing for Keeps”http://www.randomhouse.com/catalog/display.pperl/9780767904445.htmlal respecto del famoso entrenamiento en Montecarlo que algunos consideran los mejores minutos nunca jugados sobre una pista, el equipo de Magic contra el equipo de Jordan.Con la perspectiva que da el tiempo, el periodo que va del 81 al 92, Pistons/Dream Team, marca el comienzo de una nueva manera de cohesionar equipos de trabajo, de trabajar con los jugadores tanto aspectos tecnicos como de sicologia y motivación que luego hemos visto en otros entrenadores y otros deportes. Vicente Del Bosque, un ejemplo claro de esa linea.Chuck Daly alcanzo la plenitud de sus facultades a los 60 de edad, nada menos. Era el fruto de una maduracion lenta de multiples experiencias que en vez de desilusionarle le servian para ir sumando conocimientos que luego aplico de manera inteligente. Un gigante cuyo legado ha ido creciendo a lo largo del tiempo. Otros entrenadores parecian superiores en logros y legado en los ochenta, pero el paso del tiempo situa a Daly como entrenador fundamental adelantado a su tiempo. Un gigante.
Publicar un comentario