jueves, octubre 29


Mientras en la ACB la noticia es el increíble arranque del Unicaja, que echa de menos a Carlos Cabezas, el heróe del Khimki frente al Madrid en la Euroliga (0-4, algo impensable en un equipo comandado por Aíto), la NBA celebró su segunda jornada, donde parece que empiezan a quedar claras varias cosas.

LA PASIÓN TURCA: Que diría Andrés Montes. Boston dejó algunas dudas en Cleveland y Toronto lo aprovechó de maravilla, de la mano de un Turkoglu con desparpajo y una muñeca dulce. Calderón logró un inolvidable dos más uno delante de un salvaje Lebron James (triple-doble y junto con alguna cosita de Gibson el que les mantuvo a flote). Los heterodoxos Raptors han mojado la oreja a uno de los grandes favoritos del Este. Los Cavaliers de Mike Brown debe hacer reajustes, pero teniendo a Shaq y a Lebron, lo harán.

SIGUE SIENDO DETROIT: Con Prince y RIP Hamilton (que terminó lesionado, esperamos que no grave) como una postal de un pasado mejor, unos Pistons en transición arrancaron una victoria a los Mephis de Marc Gasol, con Iverson viéndolo de paisanos. Ben Gordon confirma que ha sido el mejor fichaje de Dumars este año. Stuckey deberá continuar su progresión ya como base indiscutible de la Motwn, mientras que los locales siguen siendo una banda para el lucimiento de OJ Mayo y cía. Cuidado, Memphis tiene talento, pero les falta cohesión. Tiempo al tiempo.

SAN ANTONIO DIXIT: Son más viejos, pero siguen teniendo trucos de veteranos. Nada menos que a Tony Parker excelso a los mandos y comiéndose a CP3, que aun que siempre nos ha regalado y regalará joyas, parece demasiado solo en unos Hornets un poco desangelados. Mientras, con el mismo guión de siempre, juego coral que ahora tiene u poco más de músculo con Jefferson, seguirán empeñados en luchar hasta la última estación. Ha vuelto Manudona.

ROCKETS VERSUS THE WORLD: Han perdido a Yao para todo el año. T-mAC sigue teniendo una espalda que hace dudar, pero ha aprendido a pasarla. Y sigue luchando, Scola manda en el poste bajo, no importó el juego alegre ofensivo de Golden State e inventaron a Trevor Ariza como anotador de triples y arrancaron un sufrido triunfo. Así es Houston desde hace unos años, nunca se rinden.

THUNDER KEVIN: Durant y un equipo muy joven con piezas tan curiosas como Green sorprendieron a unos Sacramento Kings que no parecen hacer sentirse muy cómodo a un competidor nato como Nocioni. Sergio Rodríguez en cambio parece capaz de jugar más minutos en esta franquicia que con McMillan. El resto del encuentro lo dominó Durant.

LOS WOLVES: Emocionante duelo, como de costumbre un sobresaliente Devin Harris (muy espabilado desde su correctivo en Londres), permitió a unos Nets que echan de menos a Carter, estar hasta el final, pero la lucha de un rebote de Wilkins permitió una canasta agónica que hace que los lobos vayan superando el trauma post-Garnett.

EL SOL DE MIAMI: Tim Hardaway vio como le retiraban merecidamente su camiseta, que hizo grande junto a Alonzo Mournung y cía. Después, a pesar de las energías de David Lee, los Knicks fueron presa de un Wade que quiere disputarle a Lebron el MVP y además, donde Jermaine O´Neal parece haber encontrado su mejor versión. Si secundarios como Haslem cumplen, los Heat harán un digno papel. New York, como siempre, bajo sospecha.

MUCHA ARTILLERÍA: Howard, Nelson, Carter... les cayó demasiado a los jóvenes Sixers en el arranque de la temporada. Orlando presentó sus credenciales a todo weste año.

DEFENSA, LARRY: Un maestro como Larry Brown sabe cuándo ha ganado y cuándo ha perdido. Sus Bobcats se encontraron una defensa digna de un equipo de Brown y poco se pudo hacer en un Garden con banquillo, inteligencia y recursos.

Publicar un comentario