sábado, noviembre 7
No vamos a negar los hechos. Las matemáticas no engañan y ayer nos encontramos con 12 minutos horribles que además coincidieron con otros tantos de inspiración de nuestros rivales. ¿Traducción? De una cómoda ventaja de doce puntos con muy alto porcentaje de tiro exterior a caer por momentos por más de veinte, con un posterior maquillaje en el que no podemos negar la labor de un recién incorporado Enrique Millán. Sus triples y frescuras nos vinieron muy bien, a la par que nuestra defensa no supo frenar a Juan Manuel Luque Gomarín (Juanma), en plan MVP. Los primeros veinte minutos maniatamos a su equipo (que contaba con gente tan válida como Carlos Ortiz Ariza, José Carlos o Manu) y estuvimos muy cómodos, agradeciendo la dirección de Álvaro González, recién venido de Huelva.
En esos minutos que su equipo pudo haber tirado la toalla, Juanma tomó las riendas del encuentro. Fallaba tiros y él mismo los palmeaba, creaba juego y aguantaba estoicamente la presión de un Rafael Navarro Samaniego tan incombustible como desafortunado, pero es que frenar a Juanma ayer era bailar con la más fea del baile, la verdad sea dicha. No supimos crear un buen sistema de ayudas y eso nos fue matando, eso y que a Manu le beneficia y mucho jugar con Juanma para incrementar sus estadísticas ofensivas. Nos sorprendió también el excelente juego exterior que finalmente hicieron, aunque tuvimos en varios compases ventaja numérica, ni Samuel Gracia (un Sammy al que este año veo mejor que nunca) y un servidor nunca estuvimos cómodos.
Es doloroso perder así, aunque todo quedó en la cancha y eso siempre es bueno. De hecho dice mucho que supiéramos repornernos y aunque fuera ganar de uno el siguiente choque. Dice Rafa Navarro y lo dice con razón, que ya es casi imposible encontrar un equipo que pueda ganar dos veces al mismo rival. Esto habla, muy bien, de las defensas. Aún no hemos encontrado esta temporada, eso sí, el acertado término medio entre zona-dos campos y ataque-defensa, para hacerlo más atractivo. Pero la gran noticia es que estamos viendo estas carencias a principios de noviembre y el campo de mejora es amplísimo, no se puede negar. Además, las defensas zonales e individuales (especialmente cómodos con ella José Carlos y Manu) están garantizando que no haya coladeros. Pero ahora tiradores y bases deben contrarrestar, pues no sería buenos limitarnos a las barricadas, por bien realizadas que estén.
Particularmente, señalar la seriedad de los dos equipos y el partidazo de Juanma, exculpando al amigo Rafa que estuvo en todas y salió en la foto. Inspirado como estaba y con los aros de su lado, Juanma hubiera anotado con cualquiera, pero creo que sin Rafa nos hubiera caído hasta más puntos. De Sammy decir que siempre aporta cosas interesantes y que su asistencia sin mirar con hasta tres contrarios tapándole a Álvaro es digna de resaltar en el encuentro, independientemente de cómo fuese el marcador. Por serio y concentrado, muy fino un Carlitos que anota desde todas las posiciones y de todos los colores. Asimismo Enrique estuvo muy fino para ser su primer partido del año.
Vamos calentando motores poquito a poco. Paralelamente, Daniel Collado León sigue en sus sanas trece de tirar para adelante con sus compañeros de ciclo y sacar equipo. De nuevo rey de los 21 y con más problemas de los previstos para solventar un dos contra dos que se antojaba fácil por su experiencia. Gustan sus detalles como dejar luego en sus casas a sus compañeros, símbolo de veteranía y repelen viejos vicios que desgraciadamete a mí tampoco me son desconocidos. Resulta que van algunos viejos amigos a saludarle y despedirse cuando acabaron su partido de veteranos y les suelta una bordería, en los minutos calientes. Son cosas que deberá limar, porque no está la situación para ir tirando amistades. Además, más resultón hubiera quedado tener la caradura depedir tiempo muerto, despedirse como un señor y luego meter un triple que sentenciase el encuentro. Conste que Daniel ganó, y bien, pero aún hay detalles que pulir si quiere crearse ese estatus por el que está trabajando en la cancha y perdiendo fuera de ella. Apunta maneras como "lugarteniete" "El Zurdo". Juan Antonio Haro por su lado se pasa al fútbol el viernes, no hay que culparle, necesitaba un respiro. A veces hay que alejarse para poder ver mejor la situación.
Que se oye por el Saavedra... Apunta Rafa Navarro que no se explica lo del Unicaja, más teniendo en cuenta que juega Aíto, menos mal que se gana en la Euroliga, apostilla. A Juanma le seducen los Celtics "Saben a lo que juegan y Rasheed es un súper-clase, ya me podía dejar una poca". Otros vemos la kobedependencia: "Y no es una crítica a Kobe que es una máquina, sino a los compañeros, ¿han vuelto a la era pre-Pau?". Un servidor mira a Trevor Ariza: "De este chico los californianos al final se acuerdan de haberlo dejado escapar". Luego me encuentro por la noche con el amigo Klego y me suelta: "El Garden es una pasada". No sé por qué, lo sospechaba... dichoso él, que ha podido verlo.
Cordiales saludos a todos/as.
Publicar un comentario