lunes, noviembre 2
Son así las cosas, una pequeña escabechina en la planta derecha del pie y fastidiado para jugar este último día de un puente muy curioso, tan divertido como a la par instructivo, ya que nos recuerda a los que están pero no físicamente con nosotros. Los partidos de estos días han sido de un nivel más que aceptable, especialmente emotivo el breve retorno de Pablo Castro el sábado, un jugador que fue muy importante por aquí y siempre un amigo entrañable. Es curioso que ahora Pablo meta más triples que canastas de campo, cuando solía ser al revés.
En cuanto a los duelos del Saavedra, poco que decir,salvo que creo que defensivamente el trivunvirato de Kelvin, René y José ha hecho que todos nos pongamos las pilas, Rafael Navarro ya las tenía puestas y ha encontrado tres aliados para su causa de que nos esforcemos más. Creo que todo el mundo se está aplicando, en especial Juan Manuel Luque Gomarín, Juanma, que está colocando muchos pinchos de merluza (Andrés Montes dixit) y parece muy a gusto con su rol de líder, cada vez más con el ejemplo que con la palabra, que fue lo que lo condenó el año pasado. Esta temporada va sin la presión de que todo salga perfecto y definitivamente le veo con muchísimas opciones de mejorar aún más sus prestaciones.
También se ha hablado mucho del 24-0. ¿Nuestro equipo se ha acostumbrad a las emociones fuertes? Espero que no, pero definitivamente tuvimos que volver a hacer la machada de remontar un encuentro cuesta arriba. Apretando en la defensa zonal nos encontramos con opciones tras muchas pájaras, nos pusimos tres abajo, pero no todos los días es es feria, la oscuridad y los rebotes ofensivos de René hicieron el resto. Afortunadamente ya habíamos ganado el anterior encuentro con cierta solvencia, aunque yo tuve muchos problemas con las defensas de José Carlos y Rafa Navarro. Carlos es muy inteligente y pillo, sabe golpear sin hacer falta cuando penetras para birlarte la cartera. Afortunadamente la diferencia de centímetros permite que le intenté hacer suspensiones, como tuvimos buenos tiros (en especial el compañero Carlos Ortiz Ariza), me colocaron a Rafa Navarro que hizo muy buen trabajo. Se pega muy bien y no da un espacio, sabe que el problema con los rivales es cuando tienen el balón, no antes. Algunos se temieron lo peor cuando forcejeamos en alguna posición del poste bajo. Tranquilos que parece que los tiempos de las grescas ya pasaron. Simplemente explota con astucia el contacto y si no devuelves un poco los empujones no vas a recibir el balón. A los dos minutos estábamos bromeando sobre ello.
Mención aparte a Kelvin, un jugador muy atlético que está empezando a apuntar madera, lástima que aún no sea amenaza desde la línea de tres puntos, porque tiene un salto colosal, defiende muy bien el uno contra uno y es muy divertido para sus bases, que juegan a colocar los balones más altos con la certeza que los termiará cogiendo. Pero el héroe fue Samuel Gracia, Sammy el único que pudo presumir de irse imbatido y con sus topes de anotación, se lo pasa pipa y hasta metió la canasta sobre la bocina. Se le ve muy a gusto y hasta se permite marcajes muy competentes. Le ganó la partida a un base tan sólido con Juan Antonio, pero he de decir que se están metiendo demasados palos a Juan. Es un base con una visión muy atractiva y arriesgada del juego, cuando le sale bien arrasa y todos disfrutamos, a cambio, si tiene mala suerte perdemos muchos balones. Creo que nosotros, sus compañeros, aún no tenemos los automatismos de antes de las vacaiones del verano, debemos comunicarnos más, porque leo sus intenciones ý sé que su visión de juego es la adecuada, sobre todo si tenemos ventaja en espacios. Ya saldrán, apenas ha empezado noviembre y tenemos mucho tiempo para coger los mecanismos.
Y así siguen nuestras modestas pachangas, queridos amigos. A destacar que Daniel Collado León El Maestro ya no necesita a la Liga, en el buen sentido, me refiero a que últimamente está disputando (y destacando) en partidos contra sus colegas del Ciclo. Es la prueba de fuego para Dani y me alegro de que le vaya el reto, sé que a veces le ha fastidiado un poco ser el más joven (en realidad todo el grupo ronda entre los 18 y 28, pero es evidente que para un tío de diecisiete o dieciséis, un joven de 21 es Matusalén) y a veces no le hemos comprendido del todo bien, aunque el afecto siempre ha estado ahí. Ahora puede ser un poco líder anotador en solitario y demostrar lo aprendido, como está haciendo. Es un jugador lento pero seguro, con muchas nociones de aprovechar tabla, que debe mejorar en defensa pero que tiene una experiencia muy superior a pachangueros de su edad.
Se le presenta un año interesante, también a Juan Miguel González (Guigui), sus Salesianos han dado un paso adelante y han subido un rango en la Liga, lo cual ahora mismo se ha traducido en batacazos con equipos de mayor edad que saben defender muy, muy bien, con defensas a toda pista. Este tipo de tretas solamente salen bien con mucha profundidad de banquillo (pero muchos de sus rivales los tienen) y para sobrellevarlo habrá que poner en práctica sistemas de bloqueos para los hombres rápidos y sesiones de entrenamiento de ataques a dos pistas donde no esté permitido el bote para que el equipo logré los recursos necesarios para sobrevivir. Conociendo la calidad de su entrenador y el espíritu de la plantilla, a buen seguro lo harán.
Publicar un comentario