jueves, diciembre 31
Despedimos el año como merecía. El parque de los teletabbies fue el escenario de cinco partidos que despidieron en papel de regalo un 2.009 donde la pachanga se está recuperando, encontramos el balón sangrando y caras largas, ahora el ambiente es positivo y la bola tiene mejores vendajes. La suerte en los tiros libres (este año parece que me entran mejor) me llevó a un auténtico equipazo donde Juan Manuel Luque Gomarín (Juanma) y Pablo Luque (sin relacion familiar entre ambos). Con un ala-pívot de esas características y un escolta tan dinámico, pusimos tierra de por medio frente a nuestros rivales, encabezados por Rafael Navarro Samaniego y la ilustre compañía.
La revancha fue bien distinta, defendieron más agresivos, encontraron aro con facilidad, Navarro metió otro de esos lanzamientos milagrosos contra tabla y el fino alero de camiseta de Kobe Bryant que conocimos ayer nos ejecutó con cinco (de cinco) brillantes triples, aunque él nos dijó que había sido un poco su día, en un alarde de modestia que le honra en sobremanera. Un poco (pero sanamente) picados, jugamos el desempate donde cada equipo hizo lo que mejor sabía hacer, arrancamos con el cuchillo entre los dientes, especialmente Pablo Luque, experto en simular entrar a canasta, alzarse y ejecutarse con una suspensión. Pero a pesar de Juanma y nuestro "Gasol" (fina muñeca), nos encontramos sin rebotes muy valiosos. Con el espectro de la remontada, Luque, MVP de largo, encontró de nuevo la senda del éxito y Juanma se reconcilió consigo mismo palmeando un tiro decisivo, a pesar de la intuición de Navarro.
Tuve la fortuna de colaborar con la última canasta en reverso, sigo sin encontrar fluidez anotadora (voy a chispazos), pero me encuentro resistiendo mejor que en mucho tiempo, las carreras y exigencias físicas de un partido. Luego ganamos otro y vino una pachanga donde ni siqueira Juanma salvo a nuestro viejo amigo (tres magníficas temporadas juntos en el Hernán Ruiz), Ricardo Santofimia, que con su grupo de amigos nos propusó un último encuentro a dos pistas. Un pequeño aficionado, Brian, se pusó con nosotros con todo éxito, mientras celebramos ver que en el equipo de Ricardo (máximo anotador de ellos) había un fémina, Maribel, algo positivo, ya que esta Liga siempre se caracterizó por ser unisex y últimamente parecía que no habá jugadoras (tranquilas, que sabemos que no es así).
En una pachanga para divertirnos sin más y dedicarnos felicitaciones por las fiestas, nuestro equipo se alzó vencedor gracias al fuelle de nuestros aleros y un destacado Rafa Navarro que parece no se tomará un descanso ni en un soltero VS. casados.
Buena entrada de año y nos leemos el próximo, que vuestros mejores momentos del 2.009 palidezcan ante los peores del 2.010, porque vais a duplicar vuestra alegría. 1 abrazo y con mis mejores deseos
Publicar un comentario en la entrada