jueves, enero 28
Apenas saco un hueco para hablar del partido de la semana pasada. Lo cierto es que nada como hacernos todos un poco más humanos. Unos días malito, hicieron que Juanma pareciera suave como la seda, tras exigirse demasiado a él mismo y a sus compañeros de equipo, yo fui con menos mala gaita desde el minuto uno y hasta El Búho frenó un poco la marcha defensiva. Por cierto que nos pegó un buen susto cuando se encontró malo y tuvo que abandonar la cancha durante varios compases, aunque quedó en nada. Volvimos a disfrutar de su defensa, pero se moderó mucho en la contundencia, además, cuando hace eso, le queda tiempo de mostrar su buena mano en triples. Con los tres gallitos más mudos, las pachangas transcurrieron con normalidad.
Fueron varios los encuentros, pero cada vez tenemos más caras nuevas, eso es algo genial. El colega Juanma Domínguez parece haberle encontrado el ambiente a lo que hacemos en el Saavedra por las tardes y esperamos que siga incorporándose. En su segundo partido ya ha estrenado casillero con ocho dianas. Sigue con molestias en la mano, pero si a Kobe no le impide ponerse el pantalón corto, a él tampoco. Junto con el tocayo de Gomarín, hablar de la nueva generación, los chicos que entrena Juan Carlos Obrero, Juanka para todos, encabezados por Lupos, con los que tuvimos varios piques interesantes. Ganamos los dos, pero esto, a escala barriobajera, es como el All Star Rookies versus Sophomores, los primeros se divierten y hacen filigranas, los segundos deben ganar sí o sí.
El equipo del Saavedra tiene buena pinta este año, aunque más por técnico y voluntad de los chavales que por los medios que les dan, que queréis que os diga, tampoco me voy a morder la lengua cuando es verdad. En fin, la revancha que les dimos a los jovencitos tuvo como protagonista a Kelvin J. Este jugador, que Jimmy me ha confesado que es su apuesta para esta temporada y siguientes como dominador, tuvo dos caras en el encuentro. A veces me recuerda mucho al Rodrigo Romero de los primeros años o al propio Jimmy, se quema antes de tiempo, en exhibiciones y guerras privadas que oscurecen sus muchas virtudes en la cancha.
Los chavales, con un Lupos en Estado de gracia, nos mojaron la oreja. También les ayudó a raudales contar con Rafael Navarro Samaniego, veterano y jugador de equipo por antonosamia en este modestísimo campeonatillo. Rafa les dio un plus de agresividad que nos pilló desprevenidos, como la roca que resultó ser su nuevo pívot Álvaro. Nuestras caras eran un poema, Juanma Domínguez se nos salía unos minutos, Búho seguía con cara de tener fiebre, no jugábamos a nada, ni siquiere un base tan sapiente como Antonio nos podía organizar. Entonces, un cambio de cromos nos dio cabeza. Juanma Gomarín entraba de nuevo, casi para ayudar a los chicos del Saavedra a tomarse la revancha, pero Antonio logró pescar a Rafa Navarro (con quien habia tenido mis piques toda la tarde), que trajó rebote.
Sin embargo, necesitábamos a Kelvin, cabreado con todos y consigo mismo. Estaba a punto de recibir otro choque con el muro de Álvaro cuando me fijé en el hueco que Juanma y el otro hombre alto dejaban, intenté un pase de espaldas picado que salió mucho mejor de lo que ninguno esperábamos. Kelvin se hizo con el balón y con ese salto que Dios le ha dado, es imposible pillarlo si te ha ganado la espalda. Esto recuperó a nuestro ala-pívot, dejó de tirarse triples y la estrategia fue clara, Búho en la botella, Antonio mandado, Rafa rebote, yo buscando el triple o el pase picado.
No sé cómo, todo lo que no salió durante minutos, se materializó en segundos, el equipo que nos tenía comida la moral no reaccionaba mientras le caían una tras otra, incluso Juanma Gomarín era uno más en el naufragio. Ganamos cómodamente, pero solamente por los últimos diez minutos. Pero cuidado, con los consejitos que les da el zorro viejo de Juan Antonio Haro y la progresión de estos muchachos, más vale que los "papis", sigamos ganando mientras podamos... ya mismo pondrán la directa y nos dejarán atrás.
Se dice por el Saavedra... "Ey, ¿y este no podría jugar en juveniles?", quiero a estos chavales cuando me dicen eso después de meter un triple, pero me enfadan cuando nos regatean y anotan. "Cleveland da miedo y Lebron no es de este planeta", eso oigo en la fuente y en el resto del mundo. También que tendremos la baja una semana de Rafa Navarro, por exámenes, una pena, estaba defendiendo de dulce. Los últimos días traemos tres personas nuevas de media, que siga la racha. Ah, gracias a los amigos del Parque "Garden" por sus mensajes del tuenti, tengo que volver a ir a jugar allí en cuanto tenga que estudiar menos... es un gran sitio y con muy buena gente, donde se aprende mucho.
Cordiales saludos y un abrazo a todo el mundo. Ciao. Ah, perdonad, se me olvidaba, mensaje de Daniel Collado León, El Maestro: "Acabó los viernes cansadísimo del taller, pero en cuanto tenga un hueco me pasó por allí". Pues ya sabes, viejo amigo, te esperamos con los brazos abiertos, estás en tu casa...
Publicar un comentario