lunes, agosto 1
El pasado viernes se produjo la última de las pachangas que creo que podremos subir en Never Shall Me Down hasta la segunda quincena de agosto. El motivo no podría ser más típico de la época, vacaciones veraniegas´, ciertos días de ausencia que imposibilitarán mantener actualizado el blog en esa faceta. Con todo, creo que apenas serán dos semanas y pico, así que volveremos y con más fuerza.
La última jornada trajo a José Pablo González (alias Jimmy) al ruedo de nuevo, mostrando las habilidades que hacen tan divertido jugar con él. Como es de esperar en el poblado parque, varios cuadrangulares se sucedieron. Tuve la fortuna de caer en un equipo potente al principio, Kelvin y Darwin, dos hermanos que dominan los tableros como pocos por estas tierras y las habilidades defensivas de Rafael Navarro Samaniego.
Ganamos un disputado partido y perdimos otro por poco, siendo nuestro verdugo el clásico Juan Manuel Luque Gomarín (Juanma), empeñado en hacer mejorar las prestaciones de todos los que están a su alrededor. Después se sucedieron varios cambios, pero tampoco me pude quejar, la verdad sea dicha. Miguel Collado León (Easmo) y su hermano Daniel fueron una gran ayuda en mi siguiente equipo, junto con el comodín de Juanma, ganando un partido con un parcial demoledor y el otro de forma apurada, con una bomba sobre la bocina en la que tuve mucha fortuna.
Con todo, el mejor momento de la tarde se lo llevó Rafael El Chino con un cacheo que verdaderamente causó sensación. Arturo, otro de los clásicos del parque, por su envergadura y capacidad de tirar de tres, fue una de las pesadillas de los encuentros. Como fuere, la jugada del Chino fue emulada y hasta superada en el partido que jugamos a dos pistas por Jimmy, a costa de equipo he de añadir, cacheo, hueco a lo Indiana Jones y tiro a tabla para entonarse.
Teníamos mucho interés en evitar que Jimmy marcase el tempo del partido, por lo que logramos estabilizar los postes con Easmo y Juanma, teniendo Daniel y yo mucha fortuna con los triples. Con todo, pese a que creo que en esta ocasión jugamos mejor, si Darwin y Kelvin hubieran tenido una actitud distinta, es más que posible que Jimmy hubiera llevado el encuentro a su terreno, afortunadamente para nuestro equipo, no fue así. En el siguiente, también a campo completo, el triunfo fue más sencillo, personalmente disfrute de un pequeño pique de canastas con Jimmy, que fue muy divertido. Igual que sucede con Justo, es un defensor que le pone muchas ganas, que va a tope pero juega limpio, te obliga a mejorar tus tiros y siempre tiene media sonrisa cuando te la devuelve. Este duelo fue roto de manera imperial con un triple de Easmo desde siete metros, que entró limpio y fue una estocada moral que vale un MVP.
Poco más que añadir, ha sido otro curso más, pero no ha segido la tónica de los anteriores. Creo que el parque le ha ganado muchos puntos a jugar en institutos (aunque tiene muchos aspectos a mejorar en instalaciones, ciertamente, a la pésima lesión de Fernando me remito). Principalmente, creo que lo que altera la ecuación es el buen hacer de la gente que va allí, tipos como Rafael Vargas que ya están editando la II Edición del torneo callejero que tan espléndidos resultados dio ya el verano anterior.
Es curioso pero me doy con un canto en los dientes por lo que ha sido este año, pese a que quizás hayamos jugado menos que otros. En primer lugar, el magnífico trabajo de mantenimiento de Klego del portal donde difundimos nuestros pequeños encuentros y también comentamos algunas cosas de actualidad (y pasado) de la competición de este maravilloso deporte al que tantos amigos y amigas debemos.
Creo que si hubo años mejores en resultados, en anotación o en tapones, este ha tenido mucha valía en lo personal. A título personal, me gustaría pensar que ha sido un momento en que el loco corazón que a veces he tenido en una pista de baloncesto se ha atemperado. Temía perder el fuego y las ganas si apretaba un poco el freno de las emociones, pero gracias a la ayuda de espléndidos compañeros como Antonio González Castillejo, Rafael Navarro y Klego aprendí a leer un poco mejor el juego y poner lo que es necesario, ya no para ganar o perder, sino para que la gente tenga un rato de diversión con un balón y unas redes. De verdad, muchas gracias.
Sin más, disfruten de su verano, agradecer también al amigo The Virus, no solamente por su blog de verde que es un punto de peregrinaje para los orgullosos verdes castellanos, sino por su presencia y ánimos a este modesto espacio que solamente quiere que entiendan porque a veces decimos: "We love this game".
Salud. Nos vemos. Ball don´t lie.
Publicar un comentario