lunes, septiembre 5
Viernes 8 de la mañana. Recién levantado como quien dice y preparando las cosas para el curro, me llega un mensaje de un buen amigo, Juan Ramón, con quien compartiera equipo el año pasado durante media temporada en Municipales. Básicamente, el mensaje me invita a participar en el torneo del Parque de 4 X 4, organizado por Rafael Vargas y su equipo. Lo dudo durante apenas una décima de segundo, lo único que lamento es que el motivo sean las inesperadas bajas de su cojunto, "Los rebotaos", especialmente del sobrino de Juanra, Fernando, quien al final no ha superado del todo las molestias de su lesión de rodilla, tristemente reciente.
El madrugón del sábado bien merece la pena, conforme me acerco a las instalaciones se empieza a respirar baloncesto, música de fondo, vayas para separar la zona de juego, estrado para el público, el puesto de información para camisetas, refrescos y demás.. Estos chicos lo han conseguido por segundo año, en septiembre Córdoba respira basket, los jugones se van colocando y calentando. Reconozco a un viejo compañero de la Británica, Chico, con la barbita recortada y calentando en los tiros libres. Hoy habrá más de un viejo rockero, me digo.
El primer partido empieza con sorpresa, David Jordán, nuestro escolta, finalmente no puede presentarse. Las dos bajas nos dejan sin banquillo, Karim (dinámico jugón que muchos en el parque conocen y con el que también he tenido la fortuna de coincidir en alguno de esos partidos que echa el equipo del Corte Inglés en la Fuensanta), Antonio (el otro sobrino de Juanra) y Juanra, junto con vuestro humilde servidor, tenemos que ponernos la pilas. Y hay otras escuadras que hasta tienen tres suplentes. Buff.
El primer choque lo disputamos contra Los Destroyer, el nombre parece un mal augurio con el primer parcial que nos endosan. Pero, de repente, Juanra se echa el equipo a las espaldas, finta, distribuye juego y hasta se marca un triple... No quiero forzar tanto por el tobillo, pero lo hace y vamos creyendo que podemos hacer algo y empezamos a cerrar las clavijas en defensa. Al fin anotó mi primer triple en el torneo y nos colocamos con un esperanzador 12-10, pero se nos termina yendo el partido. Estamos satisfechos, sin refresco hemos aguantado a un rival poderoso, pero el precio es carísimo, nos quedamos sin Juanra, que se ha roto. ¿Nos ha mirado un congreso de gafes?
Para el siguiente duelo frente a Ibéricos de Recebo, contamos con la ayuda inesperada y prácticamente heroica de Rafael Navarro Samaniego, quien aparece de forma inesperada para salvarnos el cuello. Rafa es de lo mejor del encuentro, consigue dos canastas en el poste bajo imposibles a tabla defendido por hombres más altos, mientras que cumple en defensa, aunque se le nota cauto por su reciente operación, no juega por dentro... tampoco se lo pedimos. Pero se echa en falta a Juanra, perdemos el rebote y en los últimos minutos nos desesperamos, cada uno hace la guerra por su cuenta y terminamos perdiendo, me llevo el orgullo de un buen ataque dos contra dos donde consigo pasársela a Karim picada y sin mirar, pero es poco... Hemos sido un poco banda, debemos mejorar para el siguiente. Perder sí, pero como equipo.
Entonces se produjo un descanso donde Rafa y yo pudimos conversar un poco con Vargas, felicitarle por la iniciativa y eso. También anduvimos donde los árbitros, especialmente Antonio González Castillejo, cuyas ojeras no le impidieron ser uno de los mejores colegiados de los partidos, dejando jugar y muy tranquilo, y Nano, eléctrico base pachanguero ahora metido a eficaz mesa.
Comenzaron los torneos, especial atención al de triples. Nuestro representante fue Antonio, quien dejó el pabellón bien alto llegando hasta cuartos de final. En unas apasionantes semifinales, Falete (no confundir con cierto famoso), hizo 9 de 10 para desempatar en cuartos, pero en la semifinal su espléndida marca fue batida por un Pellicer impecable, 17 de 25. En la gran final, Carreras, indudablemente la mejor muñeca del torneo, ganó con toda justicia, aunque Pellicer dejó el pabellón bien alto. El único problema, el propio Vargas lo admitió, es que hubo algo que falló... el tiempo. El torneo ganó mucho al final, pero debería adaptarse para ser más dinámico.
Precisamente por el pequeño caos de las primeras rondas fuimos con retraso, los equipos emplazados al final tuvimos que jugar a una poco favorables dos de la tarde, aunque septiembre se portó, no hubo el infernal clima de la edición pasada, según nos contaron algunos veteranos. En dicho partido, bajo un Sol de justicia pero asumible, nos medimos a los Musita Team, liderados por David "El Nene", otro viejo conocido para muchos de nuestro equipo. Sinceramente, fue un partido bronco, con muy buenas defensas y donde costó entonarse en ataque, logramos conectar un buen intercambio de triples, pero gracias a las valientes penetraciones de David, los Musita sacaron varias faltas y con tiros libres nos arrancaron el partido de las manos, pese a la lucha de Karim hasta el final. Sinceramente, creo que debimos haber utilizado más a Rafa, el heroico esfuerzo de Juanra nos estaba saliendo con mucho desgaste.
A la vuelta, nos encontramos con otro infortunio (en serio, no os estoy contando una telenovela). Por el fallecimiento de un viejo amigo de su familia, Rafa se veía obligado a abandonar el barco, mientras nos ibamos a medir a la roca más formidable del grupo, "Amos Chacho", donde Carreras te destrozado con los triples, El Chino con sus quiebros... y encima un banquillo muy, muy bueno y talentoso. Logramos arrancar a Juan Manuel Luque Gomarín para no presentarnos con uno menos, pero pese a ser un fantástico jugador como la copa de un pino, quienes le conocemos sabemos que Juanma es culo de mal asiento para estos eventos. Pachanguero hasta que eche su última canasta, pese a muchas ofertas, nos e terminó metiendo en el torneo hasta el final y manifiesta que no se encuentra cómodo. Una pena, porque tiene clase y categoría y bien acompañado y con gente que le entienda, sería una de las atracciones del evento.
Por eso, con un Juanma más gris de lo que se exhibe cuando está en su ambiente (con todo metió un canastón a tabla a pase picado de un servidor), logramos dar más vida al encuentro del esperado. Nos volcaron al principio pero fuimos recortando distancias. Logramos por fin cerrar algún rebote y salir con velocidad y criterio con el balón controlado. Antonio logró conectar dos triples casi consecutivos cuando circulamos bien la bola... Otro anotó por mí tras espléndido pase de Juanma (sí, he dicho lo que he dicho antes, pero es que al 50% y desmotivado sigue siendo muy bueno) y logramos armar algo de jaleo contra una escuadra que, no lo olvidemos, se ha colado entre las cuatro mejores del campeonato.
Nuestra despedida del Parque fue buena, la primera victoria, aunque por incomparecencia. Córdoba Team no se presentó por incompatabilidad de agenda, lo cierto es que pudimos verles por la mañana y ya habían avisado de que era posible la contingencia. Hay que quitarse el sombrero ante unos jugadores veteranos que tenían opciones totalmente reales de clasificarse y se apuntaron no por ganar o perder, sino por exhibir su baloncesto. Eso sí que es participar y pachanguear por amor al arte.
En el Súper-KO multitudinario, Karim y Antonio fueron plata y bronce. De hecho, fue Antonio quien me eliminó con un certero tiro en la quinta eliminatoria. Karim estuvo a punto de ganar el torneo, pero le faltó un poquito de suerte. Lo cierto es que pese a su accidentada andadura, "Los rebotaos" armamos nuestro ruido en el campeonato, al menos en esta sección y, por momentos, en nuestros partidos.
Lo único que mejoraría del fantástico torneo es que hay que tener cuidado con cómo puedan ser las temperaturas según el mes en que se ponga el torneo, ya que partidos como los disputados a las dos pico o cuatro pueden ser nefastos con alto nivel de grados. También la recomendación de agilizar el torneo de triples (probablemente el truco sea no intercalar los torneos con los partidos, sino dedicarles una sección especial, rollo All Star).
Por lo demás, aplaudir nuevamente todo el trabajo desplegado por la organización del torneo que tanto ha hecho porque el baloncesto triunfe en Córdoba, Red Bull gratuito y camiseta molona incluida, así como fotografías de todos los participantes y menciones honoríficas y premios monetarios para las escuadras campeones y los jugadores más destacados del torneo. Enhorabuena.
A título personal, decir que en un año tan accidentado no nos he visto nada mal. Mi criterio se parece bastante al establecido por Kelvin el año pasado, quien también sufrió ante el nivel de los equipos pero supo liderar a sus compañeros a una meritoria victoria y luchar cada uno de los partidos a dos pistas. Bien abastecidos de más jugadores de equipo, con respeto de las lesiones y con las incorporaciones que este año han sido imposibles (Juanma, Klego, Justo, Easmo, Dani y un amplio etceterá que no comentaré por razones de espacio), creo que aún nos divertiremos más y jugaremos mejor.
Definitivamente, le debo una a Juanra por la oportunidad de haberme estrenado en este maravilloso torneo.
Ah, para los amantes de las estadísticas, estos fueron mis números, disputamos 4 partidos que perdimos, dos de ellos por diferencia de menos de dos puntos, otro claramente y uno por un margen de cinco, tuvimos en Antonio a un cuartofinalista del torneo de triples, además de bronce en el súper-KO, Karim fue plata, yo logre un total de tres triples en el torneo, otro tantos tapones, siete asistencias y una canasta de dos, así como 7 rebotes. Rafa y Juanra fueron nuestros colosos particulares jugando pese a las lesiones.
Saludos a todos/as.
Publicar un comentario