martes, enero 3
El tradicional partidillo inaugural de 2012 se retrasó para evitar cansancios de Nochevieja al día 2, el lugar, el parque de los Tele, como de costumbre, viendo de fondo a algún viejo camarada, como Antonio González Castillejo. La primera noticia importante a destacar fue la re-incorporación de José, que ya había disputado algún partidillo previamente, confirmando su mejoría total de su lesión.
Lo primero que llamó la atención del encuentro fue la intensidad defensiva, extraña en esta clase de pachangas, donde lo que suele primar es el juego alegre y ofensivo. Pues no, desde el primer momento, Jorge El Búho se pegó como una lapa a Juan Manuel Luque Gomarín, estorbando todos y cada uno de sus lanzamientos iniciales, haciéndole firmar unos porcentajes atípicos para él. Por otro lado, el equipo de Juanma encontró su respaldo anotador en Carlos, quien vino a estrena el año con su hijo y mostró un excelente tiro en suspensión que dio vida a los suyos.
Paralelamente, nuestras opciones iban siempre por las barricadas, el más destacado fue Rocho con siete robos de balón que nos dieron oxígeno, ya que salvo los triples de José, el resto tardamos mucho en entrar en calor con el lanzamiento. El partido no se decantaba para nadie y había más fallos que aciertos, aunque a raíz del segundo tiempo, todo ello cambió. Juanma se dedicó a pasar la bola ante el marcaje pegatina de Búho y encontró muchas opciones en sus triplistas, que empezaron a atinar, mientras Antonio Serrano, su base, iba poco a poco carburando y haciendo circular la bola.
Nuevamente, pese al colchón que cogieron, la defensa nos volvió a colocar en el mapa, lenta y paulatinamente, mientras al fin empezábamos a anotar todos, encontrándonos más cómodos y explotando el mayor cansancio que tenían nuestros pares en la marca, aunque al final los dos equipos nos decantamos por la defensa zonal para el último tramo, cuando el encuentro volvió a empatarse. Los lanzamientos de dos de Búho, los triples de José y un afortunado palmeo por mi parte tras tiro de Rocho, nos colocaron incluso con una pequeña ventaja.
Cada escuadra tuvo su momento de gloria, así como algunas canastas de mérito de uno y otro bando. Como finalmente se intuía, hubo que decirilo todo en una prórroga al primero que llegase a los 21 puntos. Con Juanma en papel estelar, y con 19-13 abajo, nuestras opciones parecían nulas, pero a base de empuje y algún lanzamiento de tres arriesgado, nos pusimos 19-19. Tuve en mis manos el tiro para acabar el partido, pero salió finalmente rebotado de la paleta. Aunque nos hicimos nuevamente con el rebote, nuestros rivales cerraron perfectamente los ajustes.
En los momentos de mayor tensión, Carlos volvió a aparecer para clavar un triple desde la esquina que daba la primera victoria del año, en una jugada de mucha categoría.
Publicar un comentario en la entrada