lunes, agosto 5


Las fotografías empezaron a circular por las redes sociales con la velocidad del rayo, especialmente por WhatsApp. No era para menos, aunque resultaba tan importante el cómo, que lo obtenido. Se trataba, aunque quizás los pioneros de la hazaña no lo supieran, del final de todo un viaje. De muchas pachangas, partidos casi sin luz y, por supuesto, ese lugar de encuentros y canastas, bautizado, con tino, como Parque de los Teletubbies .




No fue, eso sí, en esa cancha cerca de Lepanto, sino en otro suelo que a muchos les era conocido, el I.E.S. Ángel de Saavedra, celebró su torneo veraniego y tuvo la suerte de ver al Juanma´s Team prosperar y quedarse con la primera plaza, disputada por pachangueros de todos los lugares de Córdoba. No se trató de un camino fácil, atrás quedaba a una semifinal a cara de perro contra una escuadra tan joven y talentosa como el Cordo-basket (¡decidida por un único punto de diferencia!) y el siempre infernal calor cordobés por estas fechas.





Aunque sea con más retraso del debido, les invitamos a repasar las vidas paralelas de unos jugones que hicieron sentir a muchos que, por una vez, la copa era de todos...





K&D


Los dos Wallace. Scola y Oberto. La historia del baloncesto está llena de parejas interiores que han cimentado desde la seriedad y el buen trabajo atrás. Hay pocas cosas de las que se precie más cualquier escuadra de este maravilloso deporte, que una pareja capaz de jugar de memoria. Si el vínculo, además, se ve reforzado por el hecho de ser hermanos, la conexión permite tener la pizarra en la cabeza... 




Kelvin y Darwin son dos de los clásicos del parque, pero mucho antes lo fueron precisamente del Saavedra, cuando eran (casi parece hoy una blasfemia decir esto), unos recién llegados a las pachangas de esta ciudad. Hoy, raro será quien alguna vez no les haya sufrido bajo tableros. Defensa asfixiante, tapones, rebotes... Darwin es un jugador capaz de hacer muchísimo daño al poste bajo y de hacer robos de balón con una rapidez inesperada en un tipo de su corpulencia. En cuanto a mecánica, puede ser un poco lenta, pero muy segura cuanto más se aproxima al aro... Su presencia y perfecto entendimiento con Kelvin comentaron un par de torres que eran básicas en unos aros tan traicioneros como el del instituto próximo a la Asomadilla. 




Kelvin, por su lado, supuso el complemento perfecto para las características de su hermano. Es tan buen reboteador como Darwin y además tiene una fuerte tendencia a salirse a fuera para lanzar o penetrar, según juzgue la defensa del adversario. Verlos juntos es algo especial, porque se trata de dos jugadores sobresalientes y además, con la motivación necesaria, son virtualmente imparables. 



Con ellos atrás, todo su equipo respiro tranquilo... sus rivales no tanto...  




SCOTTIE... 


Pippen, hubiera acabado diciendo el inolvidable Andrés Montes. El Pippen del Juanma´s Team portaba, curiosamente, el número 23 de los Chicago Bulls. Y es que si el mejor escudero de la historia de la NBA es reconocible en todo el globo, Pippen en Córdoba va asociado a uno de los clásicos del parque. Perfecto para la naturaleza del juego de los dos brothers, Pippen es una clase de interior diferente... tiene una tendencia al pase muy importante que le hace tener una ventaja muy fuerte con otros interiores. 
Jugador de temperamento (inolvidables técnicas en el pasado torneo organizado por Rafael Vargas y su equipo el pasado mes de septiembre, donde yo tuve la suerte de ver bolar una botella de agua helada de un extremo a otro, en un tiempo muerto memorable), a veces solamente un enfado propio le puede frenar... Porque cuando se pone, la puede clavar de tres, de gancho, sacar una falta o dejar perfectamente solo a un compañero. 




No caben dudas, de que versión de Pippen se vio en un mágico fin de semana, la mejor posible. A buen seguro, últimamente ha ido de humor inmejorable a las grabaciones. Con una copa de más cualquiera... 



Ante tal proliferación de versátiles hombres altos, podía existir un fuerte desequilibrio, que, afortundamente, no se produjo por... 



LAS PIEZAS QUE FALTABAN: EL BACKCOURT MÁS NECESARIO



Hacíamos referencia antes el último torneo del parque, donde, Pippen y Juanma, ya vivieron lo que era tener un equipo con una capacidad de rebote apabullante (estaban también Fernando, Yeyo, Wallace...)... Los partidos que ganaron, trituraron cada despeje de los hierros... El problema era cuando el partido se jugaba fuera, como pasó cuando les eliminaron, ya que hay todo el mundo sabía hacer un doble-doble, pero era imposible que nadie supiera a media pista con presión a toda pista, por simple cuestión de altura... 
El remedio del draft de Gomarín, tenía nombre y apellidos, Alex Pérez Molina. Un base con la dirección de juego necesaria que necesitaban sus torres y, además, una gran capacidad para fintar y crearse sus propios tiros. El comodín imprescindible para que ninguna cancha se hiciera pequeña. Como compañero de fatigas, tendría al hacedor de vestuarios, un tipo en el que todos coinciden... No hay ningún axioma en los Teletubbies, pero, si te cae mal Rafa, tienes que hacértelo mirar. No hay duda de que si se votase, sería un eterno top 3 de las personas que mejor caen. 



No obstante, a veces pareciera que se dice eso como si nos olvidara lo mucho que aporta el pelirrojo, más allá de que se trata de esa clase de jugador que te da el plus de buenrrolismo imprescindible. Rafa tiene un tiro de media distancia terrorífico, muy efectivo si está solo, tampoco es manco si le defienden mientras lo hace... Y recientemente, tuvo un intercambio de triples con Miguel Collado León, alias "Easmo", digno de grabarse en Youtube. La combinación de Alex y Rafa por fuera, quienes además se conocen, estaba en la cabeza de Juanma y borró de un plumazo cualquier temor a tener el fuerte desequilibrio dentro-fuera de aquel torneo precedente.




EL MARISCAL TITO


"Verle correr a por un balón perdido como si tuviera quince años es una de las mejores cosas de esta experiencia....Necesitábamos un tío así para no perder los nervios", nos filtraba para el blog un compañero de Carlos, más conocido como "Tito", el tipo tranquilo, el veterano de lujo del parque que debía estar para la hora D y la hora H. 


Y vaya si lo estuvo. Tito a veces parece que tiene las marchas del coche sin necesidad de mover los mandos... es automático. De primera a quinta en un único paso. Puede querer más o menos protagonismo según este el partido, manda los desmarques con la mirada y era la referencia que el Juanma´s team necesitaba para ese registro de 7/7 victorias. 


Inmaculados. 
VARGAS Y ANTONIO, O, JAMES POSEY CONOCE A LAMAR ODOM


Primer y segundo entrenador este año en el mismo equipo. Compañeros de fatiga en el gimnasio. Dos viejos conocidos que han desempeñado roles diferentes y funciones distintas en las películas, pero ambos se han ganado la nominación. Dos tipos diferentes, pero excelentes amigos. Hasta en las discrepancias parecen llevarse bien. 



Hablar de Antonio González Castillejo podría resultar muy fácil o muy difícil. Jugar y competir contra él desde la ESO, cuando coincidíamos los viernes en el pabellón del instituto del Carmen, es uno de esos regalos que te hace el basket. Recuerdo que cuando compartimos escuadra en un año duro para la escuadra, plagada de muchos veteranos ya a vuelta de todo... No fue fácil, pero el gran motivo por el que seguía yendo a El Encinajero era por entrenar con Antonio, ese tipo capaz de anotar desde cualquier punto de la cancha. Su triple en semifinales no puede sorprender a quienes le conocemos... como Robert Horry, sabes que estará allí en el momento necesario, aunque a él, le gustaría más que le comparase con Lamar Odom. Allí lo tienes Antoñito, que sigue desesperando a todos porque te la lía en el poste bajo si te gana por tamaño, te la clave de tres si era más grande... Los viejos rockeros nunca mueren y los solos de guitarra de Antonio verán aún muchos torneos. 



Varguitas por su lado llegó como James Posey a Boston en 2008, con un único objetivo... meterse a mitad de temporada, defender como nadie a Kobe Bryant y enfundarse un anillo para la colección. Y vaya si lo hizo, importó poco que le llamasen sin tiempo... Fue de menos a más y las enchufó a la par que robó balones (dicen las malas lenguas que el arbitraje de Juan Antonio Haro fue permisivo), pero, para algo, Vargas es colegia de multi-deportes y sabe hasta dónde puede forzar...



Objetivo cumplido, pero, ¿alguien lo dudaba del único tipo en Córdoba que tiene mil chóferes improvisados jornada a jornada que le dejan en la puerta de su casa?  



LAST BUT NOT LEAST...SIMPLY ONE OF THE BEST


Era su única asignatura pendiente. Durante los años que lleva regalando pachangas de bocado de cardenal, con la agenda de móvil más  cargada de cuantos juegan al basket, Juan Manuel Luque Gomarín ha sido el enigma predilecto de muchos equipos que le han querido fichar y reclutar, siempre sin éxito... El mejor jugador al que nunca le ha dado por competir, ni siquiera en el boletín parroquial. Él mismo reconoce que no se siente cómodo en esas dinámicas, lo suyo es llegar al parque o al Saavedra, echar unas risas, hacerte un doble-doble y volverse a su parcela con calma, sin histrionismos. 




Pero, mal que le pesase, se necesitaba ese torneo. Él estaba detrás de la elección de aquellos sospechosos habituales tan talentosos, el rostro más reconocible del parque pudo disfrutar de elllos... y tomarse el gusto de una final donde las tensiones desaparecieron para ganar por 35 puntos. Estuvo pendiente de todos los detalles, pero no solamente de los deportivos. Se acordó de los que no pudimos ir y él sabe cuánto se lo agradecemos y lo orgullosos que estamos ser sus amigos. 



Por lo demás, lo de siempre, palmeos, rebotes, tapones, falta de egoísmo... enchufarla desde la esquina... Made in Juanma. Ya no nos sorprende, junto con un tal Tim Duncan, es uno de esos individuos que pensamos que algún día aprenderán a jugar al baloncesto. De momento, algo saben de tirar a tabla... 


No es malo este pibe...

A MODO DE EPÍLOGO

Esperando que no se enfade por los derechos de copyright, incluimos el collage que dedicó a Almudena a los muchachos de la gesta. "Son mi familia" no podía ser más elocuente. Desde luego, el trofeo es suyo y bien que se lo han currado y ganado, pero, ellos nos perdonarán si, como me comentó José (uno de los presentes en la legendaria celebración en la parcela de Juanma, de la que no publicaremos nada por decoro), en un momento personal malo, me comentó aquello de...."Esta copa es para todos. Nos hemos acordado de ti y también lleva tu nombre". 




La copa de Pippen, Juanma, Antonio, Tito, Kelvin, Darwin, Rafa, Vargas, Almudena, El Gitano, Ye-yo, el otro Vargas, Easmo, Klego, José, los Mellis, El único e inconfundible Presi, El Moro (que estuvo presente para la foto de la final, como está mandado) y un amplio, y muy distinguido etcétera. 
 
 
 
Enhorabuena cracks. Nos vemos en la próxima. 
 

Publicar un comentario