lunes, noviembre 7

Crónica de un adiós anunciado




Había pasado mucho tiempo desde la última vez que se le disfrutó en una cancha. Sin embargo, al no existir confirmación, un pequeño hilo de ilusión mantenía a las personas amantes del basket acerca de su posible regreso a la pista. No hubo suerte, hace apenas unos días lo anunciaba él mismo en una carta conmovedora, una epístola donde Ray Allen hablaba con él mismo cuando era joven. Advertía al zagal nacido en California un caluroso julio de 1975 lo mucho que el destino le aguardaba. Iba a jugar con gigantes, medirse a los mejores y, por encima de todo, a trabajar mucho. A pulir una mecánica de tiro que en escasas ocasiones ha podido verse. 



En la universidad de Connecticut sigue siendo una discusión apasionada de rabinos, dando argumentos a favor y en contra, ¿quién era un tirador más puro? ¿Ray Allen o RIP Hamilton? Los asistentes a ese campus tuvieron el privilegio de ver con los colores de su escuadra a dos de los pistoleros que han definido la esencia del killer silencioso en la NBA. Antes, había estado Reggie Miller. Por ello, en ese momento de decir good bye, vino la estampa de aquel abrazo que se dieron en el Garden cuando todo un Celtics-Lakers fue interrumpido para que el discípulo se abrazase con el maestro (Miller era comentarista de aquel partido y estaba a pie de campo): acababa de batir su récord de triples convertidos. Dentro de algunos añitos, el legado continuaría cuando otro genio llamado Stephen Curry busque a "Sugar Ray", uno de sus motes más acertados, para estrechar a otras dos generaciones de lanzadores. 



Y es que esa distancia de 7´25 metros que tanto se atragantan a algunas de las mejores muñecas, no ha tenido secretos para un trabajador de ética incansable. Antoni Daimiel le recordaba llegando al Staples Center (Los Ángeles) en el segundo choque de las Finales NBA 2010. Con sus cascos de música puestos e impasible a todo lo que pasaba a su alrededor salvo la bola y el aro, el comentarista español pensó que aquel jugador estaba en "su zona", un espacio aparte donde nada ni nadie podía alterarle. Aquel día de triunfo de los orgullosos verdes, Ray Allen volvió locos a los Lakers con la cifra de 8 triples convertidos. 


"Es un testimonio de lo duro que ha trabajado"- Kobe Bryant



Ya como profesional, Ray Allen fue elegido en el draft de 1996. No se trataba de una promoción cualquiera. Allí estaba otro tirador de dimensiones épicas, apellidado Stojakovic. Tampoco iban mal servidos en otros puestos, la primera ronda perteneció a un milagro genético llamado Allen Iverson, quien en su pequeño cuerpo escondía todo el talento que podía albergar un baloncestista. Un joven Allen militante en los Milwaukee Bucks de Sam Cassell, vivió una épica Final del Este (2001) ante The Answer a siete partidos. Frente al descomunal genio de Philly, el incansable tirador demostró no desentonar en las grandes lides. 



El trabajo del padre de Ray, soldador de las Fuerzas Aéreas, obligó a la familia a rotar con mucha frecuencia de hogar, algo que le ayudó a desarrollar desde muy temprana edad una fuerte responsabilidad propia y capacidad de adaptación. Allen rara vez ha perdido el tiempo. Un carácter que le hizo el discípulo idóneo para Dave Hopla durante su época en la NCAA, cuando aprendió todos los secretos para usar el cuerpo y forma de armar el brazo (aunque él siempre ha especificado que es todavía más importante la forma de usar la muñeca). 



Todo ese proceso de aprendizaje arduo pareció converger en un instante. Sexto partido de las Finales NBA de la campaña 2012/13. San Antonio gana de tres puntos a falta de escasos segundos, casi puede olerse el champán en el vestuario visitante tras un tremendo partido de Leonard, Duncan y cía. Lebron estrella en el hierro su disparo, pero Chris Bosh agarra un rebote de valor incalculable y mantiene la lucidez para ver a Ray Allen, quien se fuerza a dar un pasito atrás para disparar casi sin tiempo. Tony Parker alza su mano para estorbarle. Incluso Popovich aguanta la respiración. Sugar Ray re-adapta sus piernas en pleno salto y lo que para el resto de los mortales sería una piedra, termina saliendo como una elegante parábola que lleva a la prórroga en Florida. Los Miami Heat terminaron ganando aquel anillo. 

He Got Game



A diferencia de otros ilustres compañeros de profesión, cuando Ray Allen dio el salto a la actuación no desentonó y tuvo una excelente química en pantalla con Denzel Washington en He Got Game (1998), dirigida por Spike Lee. Por sus buenas formas y carencia de excesivos ornamentos, muchos aficionados sentían por el fino tirador la devoción que suele provocar el yerno perfecto, el chico que nunca rompe un plato. De cualquier modo, tuvo algún momento de hervir la sangre como cualquier mortal. Bruce Bowen fue capaz de buscarle las cosquillas en alguna eliminatoria (en descargo de Sugar Ray, ¿qué atacante no ha tenido problemas con el detective privado de San Antonio?) y su marcha de Boston a Miami, enemistad con Kevin Garnett mediante, le granjearon algún abucheo. 



Como fuere, Adam Silver estaba en lo cierto cuando afirmaba que han existido pocos embajadores mejores para la NBA que él. También luce un orgulloso oro representando a su país en los Juegos Olímpicos. En Bucks y Sonics demostró su rango de All Star y gran estrella, en los Celtics del Big Three (Garnett, Pierce y él mismo) dio un salto todavía mayor y, finalmente, en Miami dejó sus últimos e impagables magisterios. Lebron James ha insistido en llevárselo a Cleveland hasta el último segundo, debido al respeto que siente por su ex compañero de equipo. 



Resulta fácil rendir tributo y analizar el gran impacto de Ray Allen al baloncesto. Lo complicado fue encontrar la manera de frenar su romance eterno con el triple. Los especialistas defensivos siguen buscando la fórmula... van con cierto retraso. Sugar Ray ya se levantó, armó el brazo y... saben lo que sigue. 



ENLACES DE INTERÉS:






FOTOGRAFÍAS EXTRAÍDAS DE LOS SIGUIENTES ENLACES:



-http://heatzone.blog.mypalmbeachpost.com/2016/06/18/its-been-three-years-since-ray-allens-clutch-3-pointer-in-game-6-of-the-2013-nba-finals/



-http://www.opencourt-basketball.com/dear-ray-allen-a-letter-to-ray-allen/



-http://gossiponthis.com/2010/02/19/chris-brown-usher-lakers-game/lakers18-06/
Publicar un comentario en la entrada