lunes, diciembre 12

El veterano caballero y la pizarra joven



Está acostumbrado a navegar contra la marea. Cuando a finales de este mes cumpla setenta años, Aíto García Reneses seguirá sorprendiendo. Recuerda su figura a la de ese magistral grabado de Goya: "Todavía aprendo" parece decir. No obstante, mejor nos iría si fuéramos nosotros quienes escuchásemos un poco a uno de los entrenadores más importantes que ha dado el baloncesto. Aunque el señor Reneses es más que un excelente técnico con maestría en la pizarra, en realidad, su función más loable es la de docente, formador de algo más que deportistas. 



La prestigiosa revista Gigantes mandó a todo un experto como Nacho Doria para entrevistar al veterano caballero, quien reflejó varias indignaciones que esta era del pragmatismo no contempla. El protagonista afirmaba en el reportaje que los familiares y amigos se equivocan cuando preguntan a sus hijos/as al volver a casa tras el partido en la cancha del colegio: "¿Has ganado?". Mucho más le complacería al míster que recibieran estímulos como: "¿Te has divertido? ¿Has trabajado en equipo?". 



Contesta cosas inusuales y por eso es un placer leerle o escuchar sus declaraciones ante el micrófono. En dichas páginas podemos ver, nuevamente, como este singular personaje se ha vuelto a reinventar. El técnico experto en controversias que enfadaba a sus estrellas en el Barcelona por imponer las rotaciones (posteriormente, las ligas empezaron a caer como rosquillas con esa revolucionaria táctica) ha evolucionado en un enamorado del baloncesto que prefiere educar antes que ganar a cualquier coste. Eso sí, el viejo Aníbal Barca se permite lícito orgullo cuando rememora la final olímpica de Pekín en 2008, cuando elogia el desempeñó de los pupilos del Coach K: "Pero creo que son pasos". Ha vuelto al Estudiantes, mejor club imposible, la escuadra de sus amores para seguir enseñando.  


Marco Aurelio entrena en San Antonio




Respondió con naturalidad ante los gestos perplejos. Algunos medios cuestionaron si Gregg Popovich, flamante entrenador y arquitecto de la eterna dinastía de los Spurs, iba a morderse la lengua ante sus opiniones frente a Donald Trump, inesperado vencedor de las últimas elecciones estadounidenses. La polémica venía por algunos de los propietarios texanos y la tiranía de los políticamente correcto que impera en la NBA de hoy en día. Con gesto socarrón y relajado, Pops recordó al auditorio que estaban en un país presuntamente libre y que todos tenían derecho a dar su opinión con respeto. 



Y es que la clave no está en callarse las cosas, sino en la forma de decirlas. No solamente un exitoso entrenador, Popovich es una persona culta y que sabe perfectamente conducir una rueda de prensa o explicar a los recién llegados al training camp de San Antonio cuáles son los sistemas defensivos. Por ello, si considera que una persona que quiere crear un muro a lo George R. Martin para separar Estados Unidos y México (costeado por los segundos, naturalmente) no es un buen ejemplo, no hay mayoría de votos que le impida reflejar su criterio. 



Decía hace unos meses que una de las cosas que más iba a echar de menos de no tener al legendario Tim Duncan era poder hablar con alguien tan inteligente. Queda claro que, cuando míster Popovich cuelgue el traje de entrenador, las ruedas de prensa van a ser considerablemente más aburridas y menos enriquecedoras en la NBA. "Somos como la antigua Roma". Pues, siguiendo con su metáfora, el mítico entrenador decidió ponerse la túnica de Marco Aurelio antes que la de asistente sin crítica al pan y circo. 


Cuánto pesa la Corona




Siempre ha dado la sensación de que Phil Jackson y Lebron James solamente tienen una cosa en común, aunque es muy importante: el legado de ambos en el baloncesto es enorme. Tras años deslumbrando y sentando cátedra en los banquillos, el Maestro Zen ha descubierto que Red Auerbach hacía muy sencillo lo de pasar de la banda a General Manager, pero que en realidad es muy complicado. Si alguien puede imponer la cordura en unos desorganizados New York Knicks es el genial técnico, aunque tardará más de lo que él mismo había previsto. Por su lado, tras temporadas de absurdas acusaciones de perdedor y borrarse de los choques importantes, James vive una edad dorada que alcanza cimas épicas por sus magníficas pasadas Finales. 



El Rey marcado todo en los Cavaliers. Él dice cuándo relajarse y cuándo es el momento en que acaba la "luna de miel" (cita textual) para que los vigentes defensores del anillo se pongan las pilas en regular season. Lebron puede reírse a costa del colapso de los Warriors frente a ellos el año pasado en una fiesta de Halloween, aunque antaño se mostró muy ofendido por las niñatadas de Draymond Green. Todo gira alrededor de un deportista descomunal que además rentabiliza su propia marca como pocos. Sin embargo, debería permitirnos a los poquitos que no nos arrollidamos del todo (aunque nos deslumbre su talento) que nos guste un poco más Curry o que, a veces, él tenga actitudes que puedan parecer prepotentes en la cancha.   



Las que estaban fuera de lugar (y siglo) fueron las poco reflexionadas palabras de Phil Jackson, usando una palabra del todo inadecuada para describir al círculo del que se rodeaba en su etapa en Miami una de las estrellas más exuberantes del basket. "Si habla así en público, que no dirá en privado", James se mostró contrariado (con razón) y adoptó una posición de enroque (esto menos digno de aplauso) ante cualquier posible diálogo. Cualquiera que haya seguido la trayectoria de Jackson y su trato con jugadores afroamericanos sabrá que es absurdo presentarlo como racista, si bien la todavía ausente disculpa solamente puede atribuirse a la nada desdeñable cantidad de ego del Maestro Zen. 



Tampoco resultó edificante la reacción de Lebron, quien no precisaba de mostrarse tan poco conciliador cuando le asistía todo para salir ganando la discusión. Ídolos de muchos, solamente que uno descolgase el teléfono o bajase un poco los decibelios permitiría una amistosa charla y apretón de manos entre dos mitos de la cancha. De cualquier modo, eso podría exigir bajarse unos centímetros de sus respectivas atalayas de superioridad. Puede que la cosa vaya para largo.  



FOTOGRAFÍAS EXTRAÍDAS DE LOS SIGUIENTES ENLACES:



-http://www.zona-deportiva.com/2016/06/02/aito-no-seguira-mas-en-gran-canaria/



-http://www.businessinsider.com/gregg-popovichs-amazing-philosophy-on-failure-2014-11



-http://www.bet.com/news/sports/2015/06/23/phil-jackson-jabs-lebron-overall-state-of-nba.html

Publicar un comentario en la entrada